satisfacción2

El nombre comercial protege los signos distintivos de quién realiza negocios ya sea una persona física o jurídica. Al registrar un nombre comercial se dispone de mecanismos legales para impedir que los competidores puedan hacer uso de símbolos distintivos que puedan llevar a confusión a los consumidores. Al igual que las marcas, la solicitud de registro de un nombre comercial puede realizarse para proteger la denominación, el logotipo o ambos a la vez.

Las marcas denominativas protegen el nombre de los productos o servicios. El titular o titulares de una marca denominativa están en disposición de impedir que sus competidores usen nombres para identificar sus productos y servicios que puedan confundir a los consumidores con los suyos.
La protección de una denominación registrada se extiende también a su fonética de modo que dos marcas que no se asemejen en su escritura pueden entrar igualmente en conflicto legal si su fonética puede confundir a los consumidores.

Consulte el detalle completo del contrato de servicio a nuestros asesores.